BookTube crece

BT1

BookTube, la comunidad de lectores de YouTube, poco a poco va tomando su lugar y comienza despuntar, no sólo al incrementarse el número de canales y de suscriptores, sino conformando una visión diferente de la literatura juvenil, nuevas propuestas culturales y esquemas de mercadotecnia más innovadores para la industria editorial.

El fenómeno booktube comenzó, al parecer, en 2008 en Reino Unido, con el canal Books and Quills, hoy con más de 130 mil suscriptores y un total de casi ocho millones de reproducciones. El movimiento se fue diseminando por Estados Unidos y Europa; aparecieron Little Book Owl, Rincey Reads, Chapter Stackss, BookTalk, Fly Like a Butterfly, El Coleccionista de Mundos y muchos otros, hasta que BookTube se extendió en América Latina y, por supuesto, en México, donde los booktubers son una comunidad muy unida y colaborativa.

Aunque quizá la piedra de tropiezo siga siendo la apatía del lector en México, que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Lectura en México y la UNESCO el promedio de libros que se leen en nuestro país es de dos a tres libros al año.

logo BT

Qué hace un booktuber

BookTube reúne a lectores de entre 15 y 25 años, quienes en videos de 5 a 10 minutos en promedio realizan book reviews o video reseñas de los libros que han leído, wrap up o resúmenes mensuales, avance de libros por leer (TBR, to be read), unboxing de títulos enviados por editoriales (IMM, in my mailbox) y book hauls o compras recientes.

También incluyen book challenge (retos como la torre de libros, de los siete segundos, etcétera), book-tags (etiquetas para relacionar libros, series, personajes con una palabra, frase o situación de acuerdo con cierta temática; por ejemplo #Lasenfermedadesdeloslibros, #Los7Pecadosdeloslibros), respuestas a preguntas virales y bookself tour o recorrido por las repisas del librero.

Más que críticos literarios, los booktubers son promotores de lectura, sobre todo de literatura juvenil “de moda”: sagas (Los juegos del hambre, Cazadores de sombra, Divergente, Eragorn, El séptimo hijo, El corredor del laberinto, Potenkiah, la colección de Sara Shepard y aún Harry Potter), romance paranormal, literatura fantástica, ciencia ficción, crossover books o libros que rompen la barrera de la edad (La lección de August, El niño de la pijama de rayas, Un saco de canicas, La ladrona de libros, distopías o antiutopías (Delirium, Pandemonium, Caminos cruzados, La larga marcha, Neuromancer, Akira, Sueñan los androides con ovejas eléctricas?) y young adults (éxitos comerciales llevados al cine; toda la obra de Cassandra Claire y de John Green, en especial Bajo la misma estrella; La mansión de los secretos; 50 sombras de Grey).

El booktubing es una experiencia personal en la que se transmite el sabor o las sensaciones que dejó la lectura de un libro, transformando esa actividad solitaria en una dinámica colectiva e interactiva, que cierra el ciclo de comunicación con los comentarios, observaciones o recomendaciones de los seguidores.

BT2

 

Booktubers a seguir

Entre los booktubers mexicanos destacan Fa Orozco (pionera en México cuando en 2012 abrió su canal Las palabras de Fa), Raiza Revelles (Los libros del mes y Raiza Revelles), Alberto Villarreal (Abriendo libros), Alberto Rebolledo (Hola qué lee), Claudia Ramírez (Clau reads books), Marianna González (I am un broken girl), Daniel Méndez (Viviendo entre libros, Esto es BookTube), Miguel Estrada (Ocho cinco), Regina Guerrero (Letras infinitas, De libro a película), y Antonio Miranda (Tonny Beth).

Algunos de estos booktubers mexicanos han sido invitados a impartir talleres, hacer presentaciones de libros, compartir sus experiencias en algunos medios de comunicación e incluso han participado en conferencias en la Biblioteca Vasconcelos yen las recientes ediciones de la Feria Internacional del Libro, como la FIL en Guadalajara, Monterrey y Oaxaca; e incluso están colaborando de la mano con algunos autores.

Un ejemplo más del esfuerzo para fomentar el hábito de la lectura fue el del Fondo de Cultura Económica (FCE), que en 2014, durante su 80 aniversario, organizó el Booktuber Fest, un espacio para darle voz a los nuevos promotores literarios con conferencias impartidas por booktubers, mesas redondas, talleres, firma de libros y un concurso de video reseñas literarias por YouTube.

El concurso se enfocó en lectores de escuelas secundarias en el Distrito Federal, Monterrey, Guadalajara y Michoacán, a donde el Fondo envió paquetes de libros de su colección “A la orilla del viento”.

Para editoriales como Alfaguara, FCE, Planeta, Penguin y Random House Mondadori, SM o ZigZag los booktubers y youtubers representan una oportunidad de promoción bajo un nuevo esquema, siendo el número de suscriptores un gran atractivo “con resultados son extraordinarios” ―como han manifestado―, al punto de incluir a youtubers en su catálogo de autores.

 

Deja un comentario