Future Truck 2025 de Mercedes-Benz

El concepto de este vehículo es conducción autónoma. Así es: un camión que se conduce solo y el concepto futurista está más cerca de la realidad de lo que piensas.

Mercedes-Benz reunió diseño y tecnología en un bus construido por un sistema de asistencia y telemática altamente inteligente llamado “Highway Pilot”. El resultado fue: mayor seguridad, menor consumo de combustible y gestión mejorada de este transporte.

El equipo de ingenieros de Daimler Trucks trabajó en una estética futurista y eficiente, ya que sus formas contribuyen a una mejor aerodinámica. Asimismo, cuenta con un sistema de iluminación LED frontal, que sustituye a los faros y las luces intermitentes tradicionales.

El color de los LED del panel frontal depende del modo de conducción en el que se encuentre el camión: si el conductor se encuentra en los mandos del vehículo, los LED lucirán el color blanco, mientras que si el camión circula en modo autónomo, los LED se volverán azules.

Menos conducción, más libertad
Su modo de conducción autónoma está basado en radares, sensores y cámaras, activos desde 0 km/h hasta la velocidad máxima permitida para camiones.
Su sistema “Highway Pilot” permite una conducción automatizada en autovías y autopistas, como el piloto automático de una aeronave.

El radar instalado en la parte del frente del camión es capaz de analizar la carretera hasta 250 metros por delante del vehículo. Además, una cámara estereoscópica (que genera imágenes 3D) detecta si la carretera es de uno o dos carriles, identifica objetos móviles o fijos, peatones y demás. Además, el camión cuenta con sistemas de mapas digitales para saber en todo momento por dónde circula.

El sistema “Highway Pilot” está en comunicación con otros vehículos mediante los sistemas V2V y V2I (WLAN), ofreciendo información de la posición del vehículo, dimensiones, dirección, velocidad y maniobras que realicen a otros vehículos en un radio de medio kilómetro, así como a los centros de control de tráfico.

En un escenario ideal, las comunicaciones entre vehículos informarían a los conductores y al propio vehículo del estado del tráfico y de la carretera.

Mercedes-Benz diseñó también un interior más cómodo y agradable para el conductor, con materiales nobles como madera y cuero. La instrumentación posee más armonía y algunas funciones, como el clima que se controla desde una pantalla.

Cuando el bus circula en modo autónomo, el asiento del conductor se puede reclinar e incluso girar 45° grados para adoptar una postura más relajada.

Future Truck 2025 de Mercedes-Benz no es un ideal del futuro, sino un sistema que ya funciona y se encuentra en fase de pruebas.