Bioimpresión 3D en la Medicina

La Bioimpresión 3D es una nueva herramienta para la Medicina, la cual se utiliza para producir modelos físicos en 3D para ayudar al cuerpo humano.

A diferencia de las impresoras 3D, que emplean PLA y otros materiales termoplásticos, madera e incluso polvos metálicos,  la Bioimpresión construye modelos a partir de células madre, creando capas que se unen hasta diseñar una forma final.
Por ello, la Bioimpresión 3D es la combinación de la biología y la impresión 3D.

La principal ventaja de la fabricación aditiva es la habilidad de crear casi cualquier forma compleja o característica geométrica. El tiempo de construcción dependerá del método específico utilizado, el tamaño y la complejidad del modelo.

En la actualidad estas impresoras se utilizan en diversas aéreas de la medicina, para diseñar implantes biomédicos más precisos, desde piezas dentales hasta tráqueas artificiales, riñones, corazones y otros órganos.

Con la Bioimpresión 3D se han implantado fragmentos de mandíbula, tráquea, vértebras e incluso un cráneo. Las prótesis más utilizadas en la actualidad son los modelos dentales y las prótesis robóticas, principalmente brazos o piernas, que son controladas mediante ondas cerebrales.

Su costo está muy por debajo del costo de una prótesis convencional y permite disminuir gastos en los casos de niños en crecimiento, quienes necesitan cambiar de prótesis conforme avanza su edad.
El costo actual de una prótesis robótica creada por una impresora 3D es de aproximadamente 500 dólares, menos de la mitad del costo de una prótesis convencional.