EXalli

laboratorioepsonExisten dos factores que son de suma relevancia al momento de elegir un proyector: su luminosidad y su resolución, a continuación entran dos variables más que pueden decidir la compra en un sentido o en otro: conectividad y portabilidad.

El PowerLite 1775W de Epson es un proyector compacto pero que ofrece interesantes características como lo pudimos constatar durante el periodo de pruebas.

De la vista nace el amor

A pesar de que pare muchos lo más importante de un proyector es su luminosidad, el diseño de este equipo llama la atención, especialmente al leer sus características ya que ofrece una luminosidad de hasta 3,000 lúmenes antes sólo vista en equipos más grandes y pesados. Por otro lado algo que también llama mucho la atención es que pesa sólo 1.7 Kg por lo que puede ser manipulado con extrema facilidad, incluso es posible transportarlo sobre una sola mano. La conjunción de peso y luminosidad resulta en una potente combinación pues se trata de un proyector que puede llevarse prácticamente a cualquier lado y ser visto en muy diversas condiciones de luz, por ejemplo en eventos especiales donde incluso a la luz del día permite proyectar una imagen clara y visible.

Otra detalle de su diseño es que el lente no sobresale del equipo y cuenta con una cubierta deslizable, la cual cuando se encuentra cerrada interrumpe la salida de audio y de video.

Conectividad

Se puede decir que se trata de uno de los fuertes este equipo pues incluye conexiones para puerto VGA, puerto de video compuesto RCA, USB tipo A, USB tipo B, puerto HDMI y entrada de audio minijack de 3.5mm. Este modelo ofrece además la posibilidad de instalarle un modulo Wi-Fi (incluido) compatible con redes 11b, 11 g y 11n, el cual deberá ser instalado manualmente por el usuario retirando una tapa, situada al lado del lente, sujeta por un tornillo. Este procedimiento no representa dificultad alguna y sólo requiere de un destornillador tipo Philips (de cruz) de punta muy fina.

Una de las particularidades de mayor utilidad de este equipo es que incluye una unidad USB Flash Quick Wireless que contiene un programa para automatizar la conexión via Wi-Fi. Esta unidad se debe conectar al proyector por unos segundos (hasta que el LED de actividad de la unidad deje de parpadear) para luego conectarla a una computadora. El software que contiene es autoejecutable y se encarga encontrar al proyector en la red y establecer la conexión en forma automática.

Características

Como dijimos anteriormente, se trata de un equipo sumamente portable, ideal para llevarse de una sala a otra o de una reunión a la siguiente. Adicionalmente el apagado de su lámpara es extremadamente rápido (tres segundos en promedio) gracias a lo cual alguien que debe trasladarse inmediatamente puede hacerlo sin tener que esperar a que se enfríe el equipo.

Algo que resulta interesante es que su control remoto no es de tipo tarjeta, lo cual podría parecer incongruente en un proyector tan compacto sin embargo gracias esto el control es más ergonómico y de muy fácil operación.

Al igual que otros proyectores en el mercado, el PowerLite 1775W cuneta con puerto USB donde es posible conectar módulos de memoria flash. Una vez conectada la unidad flash el proyector puede leer su contenido, desgraciadamente, al parecer, no permite correr presentaciones de PowerPoint; en cambio es posible realizar una presentación de todas las fotos ubicadas en una carpeta determinada.

Por otro lado el manejo de la corrección trapezoidal (keystone) es notable pues el proyector puede detectar la inclinación con la cual está operando y corregir la imagen que proyecta. Otra función interesante es la de autoajuste de tamaño la cual ajusta el tamaño de la proyección para que no exceda el tamaño de la pantalla.

Facilidad de uso: ****

Conectividad: ****

Portabilidad: *****

Luminosidad: *****

Pros: Fácil conexión Wi-Fi, muy portátil, se apaga en 3 segundos, luminosidad suficiente para salas con cualquier tipo de iluminación, incluye maletín

Contras: Aún cuando se apaga casi inmediatamente se mantiene caliente por un tiempo considerable, especialmente si se guarda de inmediato en su maletín