La venta de Nokia: El fin de una era

nokiamicro

Recientemente, Microsoft y Nokia anunciaron que el gigante de las ventanas comprará todos los negocios de dispositivos de Nokia, es decir, todo lo que tenga que ver con teléfonos celulares de la empresa finlandesa. No entran en este acuerdo los negocios de Nokia como fabricante de equipo y soluciones para operadores.

Esta noticia ha dado la vuelta al mundo ya ha dejado a muchos seguidores de la marca un tanto inconformes ya que, a pesar del aparente éxito de los teléfonos Nokia con Windows Phone, en el pasado la empresa de Redmond no había logrado un éxito notable en el mercado de la telefonía. Ahora Microsoft se convertirá en otra empresa fabricante de teléfonos y sistemas operativos móviles tal como Apple y Google.

Lo que para Microsoft parece un negocio redondo — Ya que se lleva a casa la que un día fue la marca de teléfonos  más popular del mundo –, para Nokia parece ser la crónica de una muerte anunciada, pues era notoria su pérdida de terreno ante equipos de otras marcas que desde hace algunos años ofrecían nuevas funcionalidades y diseños muy atractivos.  Aunque en su tiempo los teléfonos Nokia se ganaron a pulso la predilección de los usuarios con equipos resistentes, eficientes y fáciles de usar, al parecer la confianza de la empresa en su plataforma Symbian fue lo que le costó perder la ventaja en el mercado de smartphones que se vi inundado por equipos de decenas de fabricantes que, además, incursionaron exitosamente en el mercado de las tabletas, donde Nokia no se aventuró, a pesar de haber lanzado hace varios dispositivos muy cercanos a las actuales tablets.

Sin duda, para muchos este es el fin de una era, una en la que los fabricantes de equipos tenían la sartén por el mango, y el comienzo de una donde los desarrolladores de software tendrán la batuta. Basta ver, que la empresa que inventó el teléfono celular es ahora propiedad de Google y la marca que llevó el celular a manos de millones de usuarios de todo el mundo es ahora de Microsoft

Deja un comentario