Probamos el HTC One. Esto es lo que encontramos

htc one

Uno de los principales jugadores en el mercado de smartphones a nivel mundial y el año pasado se robó las cámaras con su HTC One. En Exalli.com decidimos ponerlo a prueba y esto fue lo que encontramos.

 

Diseño

Lo primero que llama la atención de este equipo es su diseño que se mantiene lejos de la tendencia de los equipos de color negro y nos trae un cuerpo completamente metálico con el borde en color blanco. Ciertamente es un equipo atractivo. A diferencia de otras marcas, en vez de los tres botones clásicos de Android (atrás, inicio y tareas) el HTC One sólo ofrece controles táctiles para Atrás e Inicio; para ir a las tareas abierta basta con hacer doble clic sobre Inicio y se desplegará una página con las aplicaciones abiertas recientemente.  

La parte trasera del HTC One es ligeramente curva por lo cual al estar sobre una mesa, levantarlo es muy sencillo, aunque hay que notar que la cubierta posterior tiene una textura lisa la cual, en determinadas situaciones puede facilitar que el equipo resbale. Durante el tiempo que usamos este equipo pudimos notar que en repetidas ocasiones estuvo a punto de resbalar y caer por la situación arriba descrita.

 

Desempeño

El HTC One tiene muchas características notables pero, sin lugar a dudas, una que sobresale es su velocidad, la cual se debe a su procesador de cuatro núcleos y a sus 2GB de RAM que, en conjunto, hacen que todas las aplicaciones corran suavemente con tiempos de espera casi imperceptibles al arrancar, aún con varias aplicaciones activas, incluyendo aquellas que se cargan al encender el teléfono como apps de mensajería, medidores de llamada, etc.

Juegos de disparos en primera persona así como de carreras con gráficos detallados funcionan sin problema.

 

Interfaz

Aún cuando el HTC One viene con Android JellyBean (4.1.2) no se ha empleado la interfaz nativa si no la interfaz HTC Sense, la cual tiene diferencias notorias y algunas adecuaciones interesantes con respecto del Android tradicional.

Como parte de las peculiaridades de la interfaz es que los tapices no son deslizables, es decir que al cambiar entre las distintas pantallas de inicio, la imagen de fondo se mantiene fija, esto limita al usuario de poder usar fotos en formato horizontal.

En el ambiente HTC Sense no hay una manera rápida de quitar, agregar o reorganizar las pantallas de inicio y por defecto la primera de izquierda a derecha muestra el HTC Blinkfeed, un híbrido entre lector de RSS y cliente para redes sociales que permite elegir entre distintas fuentes, tanto de titulares de noticias, incluyendo agencias de noticias internacionales así como las actualizaciones de contactos de Facebook y gente que se sigue en Twitter. Cabe señalar que aunque es posible cambiar el orden de esta pantalla no es posible eliminarla.

 

Cámara

Otra de las características más interesantes del HTC One es su cámara principal (trasera) que incorpora tecnología HDR y BSI que en conjunto permite capturar escenas con muy poca luz ambiental sin tener que utilizar el flash.

A pesar de que HTC ha sido un poco receloso en revelar la resolución de la cámara principal del HTC One,  averiguar este dato es muy sencillo y encontramos que el sensor que se ha puesto en este teléfono es de 4MP, a simple vista parecería que se han quedado cortos ya que en el mismo segmento de mercado hay equipos con 13MP. Sin embargo, es muy importante resaltar que más megapixeles no hacen una mejor foto, sólo la harán más grande, incluso si tiene mal enfoque, está movida u obscura. Ahí es, justamente, donde el HTC One se pone por encima de sus competidores ya que su tecnología de sensor de 2 micrómetros le permite captar más luz y por lo tanto entregar mejores imágenes. De nuevo, repetimos, fotos mas granes no son mejores fotos necesariamente.  Otro punto a favor de la cámara del HTC One es que cuenta con estabilización óptica de imagen lo cual minimiza el movimiento involuntario de la mano al capturar fotos con poca luz. En resumen la cámara del HTC One es una de las mejores que hayamos probado en un teléfono celular.

Un detalle que contrasta con la calidad de las imágenes que puede capturar la cámara es lo complicado de cambiar los ajustes ya que es necesario desplegar un menú emergente y luego desplazarse hacia abajo para poder ver las opciones disponibles, esto sumado a que no permite cambiar la resolución de las imágenes.

Otro punto flaco de la cámara es que el modo de panorámica sólo permite capturar con el teléfono en posición horizontal por lo cual es imposible tomar fotos amplias verticales, cono de monumentos o rascacielos.

 IMAG0345-small     IMAG0137-small   Imagenes capturadas con el HTC One. Clic para ver tamaño completo.

 

 

 

Multimedia

Otra área donde HTC puso mucho cuidado fue en la calidad del audio ya que ha incluido bocinas estéreo en la parte frontal, una arriba de la pantalla y otra debajo de ésta de modo que cuando se gira el teléfono 90 grados quedan como los parlantes de un televisor y no pierden sonoridad cuando se coloca el teléfono sobre una mesa o incluso sobre la cama. Adicionalmente se le ha incorporado la tecnología Beats Audio que enriquece los tonos graves y agudos, haciendo casi innecesario un reproductor con ecualizador.

La pantalla del HTC One es una de las mejores disponibles ya que tiene alcanza la especificación FullHD 1080p, algo de lo cual pocos equipos móviles pueden jactarse.

Una de las adecuaciones más llamativas que se hicieron para el HTC One es su reproductor de música el cual, al colocar el teléfono en posición horizontal cambia a modo de pantalla completa con dinámicas visualizaciones, las cuales incluyen la letra de la canción (si está disponible en Internet) y foto de portada del álbum. Cabe señalar que para que estas dos últimas características funcionen las pistas deberán contar con el ID3 Tag copleto y correcto.

 IMG 20140325 220207832

Otros detalles

Algo que notamos durante las semanas que usamos el HTC One es que al realizar una llamada si se separa ligeramente el equipo del oído el sensor de proximidad activa la pantalla y es común que el contacto con la piel del rostro active el altavoz, oprima alguna tecla en pantalla o incluso termine la llamada accidentalmente.

Algo que también notamos es que a pesar de que su batería es de 2,300 mAh la administración de energía del equipo es muy buena ya que una carga completa dura en promedio una jornada laboral entera en modo 3G lo cual es más de lo que se puede decir de algunos teléfonos de la misma gama, incluso aquellos con baterías de mayor capacidad. Probablemente alternando el uso de Internet entre la red de datos móviles y WiFi, un usuario promedio pueda salir de casa por la mañana y volver por la noche aún con carga en el teléfono.

 

Pros

Cámara con sensor que capta más luz, fotos claras con buen contraste y colores naturales, pantalla FullHD, sonido estéreo claro y sin distorsión cuerpo metálico, 32GB de memoria interna y 2GB en RAM

Contras

Textura muy lisa que resbala fácilmente de las manos, el sensor de proximidad desbloquea la pantalla durante las llamadas.

 

 Diseño: ****

Desempeño: *****

Cámara: *****

Batería: *****

 

* = Malo,  ** = Regular, *** = Aceptable, **** = Bueno, ***** = Excelente

 

Deja un comentario