EXalli

AMD presentó Carrizo, su nueva Unidad de Procesamiento Acelerado (APU) Serie A de alto rendimiento, así como a su nueva familia de GPUs Radeon R9 Fury, conocida como Fiji. Estas son las conquistas en ingeniería de desempeño más recientes de AMD, ya que son tarjetas gráficas de alta eficiencia energética y mayor procesamiento de video y gráficos en alta definición. La nueva tecnología de diseño de chips en 3D y la revolucionaria arquitectura de memoria incluidas en sus nuevas GPUs de primera categoría de su Serie AMD Radeon Fury (Fiji) son ideales para juegos en 4K y RV. Los procesadores de 6ª generación AMD Serie A cuentan con diseño System-on-Chip (SoC) y están preparados para reducir la energía que consumen los núcleos x86 en 40%, ofreciendo ventajas significativas en CPU, gráficos y rendimiento multimedia si se comparan con la generación anterior de APU. La nueva GPU AMD Radeon R9 Fury X alcanza hasta 1.5x en mejora de desempeño-por-watt de la mejor GPU de la generación anterior de AMD. La nueva familia Fiji de las GPUs AMD Radeon R9 Fury empezó con la explotación de la mejor opción de apilamiento 3D (die-stacking) para traer gran cantidad de memoria en el mismo paquete de chip con la GPU, al mismo tiempo con aumento significativo del ancho de banda de memoria disponible para un mecanismo gráfico de alto rendimiento, sin aumento del consumo de energía. Las nuevas GPUs, que trabajan con memoria SK Hynix y se basan en la arquitectura AMD Graphics Core Next (CGN), ofrecen hasta 4GB de memoria de alto ancho de banda (HBM) sobre una interfaz de 4,096 bits para obtener 512Gb/s de ancho de banda de memoria, algo inédito hasta el momento. Además, esta nueva arquitectura suministra ancho de banda 60% más grande que la generación anterior de memoria GDDR5 y 4x en el desempeño-por-watt de GDDR5. Al mismo tiempo, la familia Fiji alcanza un rendimiento de hasta 8.6 TFlops, un aumento de casi 35% sobre la generación anterior (GPUs Serie Radeon R9 290). El resultado es una mejora del desempeño-por-watt de casi 1.5x. La 6ª generación de APUs AMD Serie A aprovecha hasta 12 núcleos de computación (4 CPU + 8 GPU), al apalancar los núcleos de CPU AMD Excavator y la tercera generación de la arquitectura AMD GCN. El resultado es un procesador pionero, con más del doble de duración de batería que sus antecesores y un desempeño de juegos hasta el doble de velocidad que los procesadores de la competencia. El procesador incluye una serie de estrenos de AMD en gestión de energía, incluyendo la primera implantación de Voltaje Adaptable y Escala de Frecuencia (AVFS, Adaptive Voltage and Frequency Scaling), el primer decodificador on-chip de Codificación de Vídeo de Alta Eficiencia (HECV)/H.265 para notebook y la primera APU que emplea las tecnologías de compresión de colores y economía de ancho de banda. Además, AMD compartió detalles de gestión del reloj de sistema (clock) y conmutación eléctrica (power gating), novedades sobre el nuevo Southbridge integrado y mejoras en la entrada en los modos de espera e hibernación. AMD también discutirá una serie de mejoras adicionales de eficiencia, incluyendo la mejora en la habilidad de poner el SoC rápidamente al estado de energía más bajo y la auto-actualización del DRAM. En conjunto, las innovaciones de eficiencia energética de AMD en la 6ª Generación de APUs Serie A están diseñadas para proporcionar un ahorro de energía y un proceso de fabricación de 28nm bien cimentado, y con optimización de costos.