¿Cuándo rentar y cuándo comprar?

image002

 

Por:  María Rosa Casillas, Directora General de Lexmark México

 

Muchas veces se habla de la conveniencia de la modernidad tecnológica. Sin embargo, uno de los principales problemas en el avance tecnológico es la velocidad a la que los componentes tecnológicos se vuelven obsoletos.

 

Todo está en movimiento, todo tiene una versión nueva y mejorada cada dos años, cada año, cada seis meses. Esto representa un desafío mayor para los fabricantes de equipos, que están ante la disyuntiva de presentarse como una empresa que constantemente pone dispositivos en el mercado, sin importar el costo para el cliente, o un símbolo de creación que busca constantemente poner al alcance de los consumidores equipos que aporten un valor agregado.

 

En el rubro de las impresoras, la innovación ha sido accesoria. Desde la inyección de tinta y la impresión láser a color, no se ha tenido un logro que sea revolucionario en el campo. Los fabricantes han optado por mejorar el rendimiento, la velocidad, los accesorios y las aplicaciones que cada dispositivo puede tener.

 

Es en este último rubro donde se ha dado un avance significativo en el desarrollo de la impresión.

 

La visión de un mundo más verde, cada vez menos dependiente de la impresión física, obliga a los fabricantes a replantear la utilidad de sus dispositivos y las formas en que los ponen al alcance de sus clientes.

 

Print as a Service

Un ambiente de impresión eficiente no requiere una gran inversión de los corporativos o Pymes para instalar su entorno de impresión. Esto se puede hacer bajo un esquema de “Print as a Service” que permita obtener un beneficio de reducción de costos y facilidad de administración.

 

Cuando decimos imprimir adecuadamente, no nos referimos únicamente a las velocidades o funciones de los dispositivos. Hablamos también de crear un ambiente de impresión que funcione; con equipos acorde a las necesidades específicas del cliente, ubicados correctamente y próximos a cada usuario para garantizar una máxima utilización con los siguientes beneficios:

 

• Integración a redes y ambientes de impresión distribuida

• Consolidación acorde a las necesidades

• Ambiente de impresión controlado

• Con mejores prácticas de impresión ayudar en disminuir el consumo de papel

 

Manage

 

Administrar significa tener el ambiente de impresión monitoreado de tal forma que podamos anticiparnos en el soporte a los usuarios finales, en los eventos que se presenten. Con esto también se descubren hábitos y necesidades de los usuarios y en una mejora día con día ayudar al cliente a eficientar su ambiente de impresión.

 

Tal vez a su cliente le interese visualizar con exactitud cuándo, en dónde, cuánto y quién imprime. Esto le permitirá tener un ambiente de impresión controlado y con la información obtenida poder distribuir los gastos equitativamente a las diferente áreas y personas que realicen los consumos y con esto concientizar del uso del papel.

 

Deja un comentario